Deutsch | English | Français | 简体中文 | 日本 | にほん

Temperature Monitoring in Primary Metals Processing

Forja

 

Forja es la transformación de metales o aleaciones bajo presión entre dos herramientas. Las aplicaciones incluyen el forjado de acero a temperaturas de forja en caliente desde 950-1250°C (1742-2282°F), forjado a mediana temperatura 750-950°C (1382-1752°F) y forja en frío hasta 150°C (302°F).
 

Aplicación 

Monitorear la temperatura del metal relativa a su temperatura de recristalización es esencial para asegurar que se obtengan las propiedades metalúrgicas correctas. Cuando la temperatura infrarroja se utiliza en la retroalimentación reduce el riesgo de daños al equipo de procesamiento (incluyendo dados, rodillos, prensas o martillos) para eliminar tiempos muertos costosos y reducir los costos de mantenimiento.

Beneficios al cliente 
  • Provea de un monitoreo preciso de temperatura para evitar bajo o sobre calentamiento del metal, lo que puede aumentar el riesgo de daño al equipo de procesamiento
  • Eliminen los costosos tiempos muertos en el proceso y los costos importantes por servicio
  • Identifique partes que estén sobrecalentadas, que deben ser rechazadas del flujo del proceso de producción para garantizar la calidad del producto terminado
  • Monitoree la uniformidad de la temperatura del producto para minimizar los gradientes térmicos y eliminar el riesgo de resquebrajamiento del producto para reducir los desperdicios y mejorar la productividad
Sistemas infrarrojos de temperatura
  • Amplios rangos de temperatura permiten a un solo sensor operar en aplicaciones de forja, fría, tibia y caliente
  • Resolución óptica superior con la indicación del área de medición correcta (LED verde o cámara con mira visible)
  • Entradas/salidas aisladas galvánicamente integradas para reducir los costos de instalación del sistema

Obtenga más información sobre nuestras soluciones para esta aplicación